2 julio, 2021

Tratamiento definitivo para cicatrices

Terapia Neural con Procaína.

En ocasiones hay cicatrices que sufren una serie de alteraciones en su fase de cicatrización, generando una cicatriz patológica. Hay factores que influyen directamente en este proceso como la profundidad o tamaño de la herida, localización en el cuerpo, lesiones oblicuas o verticales y zonas con mayor tensión. Existen diferentes tipos de cicatrices:

Cicatriz plana o normal: lesión imperceptible y con integridad anatomofuncional.

Cicatriz queloide: se extiende más allá de la lesión sobrepasando la piel, pudiendo provocar ardor y picor.

Cicatriz hipertrófica: sobrepasa la superficie de la piel rodeando la herida, produciendo limitaciones funcionales y contracturas si se localiza en una extremidad o articulación.

Cicatriz atrófica: este tipo de cicatriz se caracteriza por insuficiente producción de colágeno, ocasionando hundimiento de la piel en el área de la lesión.

Cicatriz normotrófica: lesión originada por algún tipo de quemadura, causando una contracción en la piel y deformando esta. La terapia neural está indicada para este tipo de cicatrices patológicas, disminuyendo el dolor y favoreciendo el proceso de cicatrización, siendo eficaz en procesos agudos y crónicos.

Esta terapia es de fácil aplicación y sin reacciones adversas mediante procaína, obteniendo notables resultados desde la primera aplicación.

 

Deje su Comentario

Please enter your name.
Por favor, introduzca un comentario.